#LaOtraNavidad

Al otro lado de las luces que se encienden y apagan, del tiempo de magia, los cuentos de Dickens, los villancicos azucarados y el tintinear de las panderetas y zambombas hay personas que viven la Navidad en silencio o guardan su corazón en un lugar secreto en el tiempo.

La otra Navidad es un reto difícil de afrontar cuando te acompaña el cansancio, el dolor, las limitaciones físicas…

¡Qué complicado es cumplir esas expectativas que envuelven el ritual Navideño!

¿Por qué es obligatorio pasarlo bien? ir o que vengan.

¿Donde toca este año? ….

Con #LaOtraNavidad queremos dar abrazos y compartir ese silencio.

El silencio con el que vives «tu otra Navidad»… esa que no es visible.
Queremos dar voz, tu voz a #LaotraNavidad

¿Cómo la vives tu?

¿Te apetece contar como vives tu #LaOtraNavidad?

Puedes participar en la iniciativa de #LaOtraNavidad de distintas maneras:

  • Explica en tus redes sociales como es tu «otra Navidad» utilizando el hashtag #laotranavidad.

    Nosotras iremos siguiendo los mensajes que vayáis dejando en Facebook, Twitter o Instagram procurando dar más visibilidad a tus comentarios, fotos, vídeos… para que más personas sepan como vivís la Navidad los pacientes crónicos.
  • Si quieres, puedes publicar tu experiencia en esta web tal y como ya han hecho otras personas. Mándanos tu texto desde la página de contacto o escríbenos un mail a pacientes(arroba)tuvidasindolor.es
  • También puedes contarnos como vives #Laotranavidad dejándonos un comentario en esta misma página.

    Nosotros le daremos visibilidad en nuestras redes sociales. 
  • O puedes escribir un post con tus reflexiones sobre las fiestas familiares de Navidad en tu web y lo enlazaremos aquí para que más personas lo encuentren y puedan leerte.

¿Te animas a contar como vives tu #laotranavidad para ayudar a otros pacientes?

Ya han publicado sus reflexiones sobre la Navidad…
Aquí estás otra vez. ¿Quién? La Navidad
Rebeca Cuenca (FarmaBeka) La otra Navidad…
Por qué no puede ser más fácil…
¿Quién me ha robado la Navidad? escrita por @DomandoAlLobo
Navidad, familia y el dolor crónico a la mesa escrito por Leonor
¿Las Fiestas Navideñas son igual para los que vivimos con dolor?? publicado por María José Herraiz
La Navidad son los niños escrito por Lucía
Un cuento de Navidad: #LaotraNavidad publicado por V
Carta Navideña #FFpacienteNoel por Noemí
La otra Navidad… escrita por Estefanía
Crónicas de la otra Navidad escrita por Claudia
Soy un pequeño Grinch… publicado por Nuria
Más que #LaOtraNavidad debería llamarla #MiNavidad, porque no es #LaOtra, solo diferente, mía y sin etiquetas… escrita por Angie

7 comentarios en “#LaOtraNavidad”

  1. La Navidad está llena de emociones, sonido, risas, música, también tristeza melancolía..todos sentimientos a flor de piel y aunque aveces duela los voy a sentir.
    Son ya algunos años con dolor crónico y aunque no sepa cuándo y cómo vendrá o se irá intento que los míos no lo noten mucho, suelo decir que estoy bien porque así les veo felices.
    Cantaré un poquito si me dejas, comeré un poquito si me dejas, voy a sonreír aunque duela porque vas a doler igual.
    Pero cada momento bueno sin dolor en mi cabeza yo estaré preparada para sonreír de eso estoy segura.

    Responder
  2. Mi otro Navidad es un Navidad gota a gota, como es mi vida desde hace unos años. Vivo sola, no tengo familiares a menos de 2000 kilometros, y no puedo estar afuera de la cama más de unas horas cada día por el dolor. Entonces intento hacer algo de agradable cada día. Y si no logro, pues me quedo tumbado, esperando la próxima ocasión. Las cosas agradables son: tomar una copa y a veces (cuando puedo) comer afuera con amig@s, dar un paseo con la silla de ruedas, parando para charlar con personas que cruzo habitualmente… y ya está. Pero ya es mucho, pienso que tengo mucha suerte.
    Si hay muchas errores en mi comentario, lo siento, ¡es que estoy aprendiendo el Castellano! (Y este es otra cosa muy agradable, porque me permite de encontrar más amig@s.)

    Responder
  3. Hola, mi otra Navidad es haciendo un gran teatro. Sonriendo a mis hijos y a mis seres queridos, para que no se me note lo mal que me encuentro, yo soy la que se encarga de preparar la cena de Navidad en casa y eso me supone mucho cansancio y estrés. Eso me lleva a sufrir mucho dolor. Pero me encanta reunir a mi familia y ver sus caras de felicidad, por eso hago ese gran esfuerzo. Merece la pena. La vida es maravillosa aunque sufro mucho. Un beso muy grande para todas

    Responder
  4. Me estresa y me asusta la llegada de ese día porque se que aunque quiera, mi cuerpo no aguantará mucho, alguna vez ni siquiera a la hora de la cena llegó. Mi familia ha ido comprendiendo y yo cada vez me retiro con menos culpa, aun así me gustaría perder menos tiempo con los míos.

    Responder
  5. La otra Navidad.
    Buenos días ,yo mi primer dolor incapacitante apareció un día de Nochevieja,yo siempre he sido muy disponible y una persona «con ganas»
    Aquel año acudí desde urgencias a casa de mis padres a cenar y me colocaron allí al fondo de la mesa,porque no podía moverme ni hacer nada .
    Mi hija alucinaba de verme sentada , mamá tienes que estar muy mala para que tú no hagas nada!
    Desde entonces mis Navidades son diferentes .Nunca he vuelto a ser yo.
    Se me caen las cosas de las manos muchas veces ,me arde el cuerpo,nadie me deja moverme ,no cojas eso ,no toques eso. No quiero liarme ,pero desde que sufro dolor ,vivo la mayoría de las cosas desde el otro lado.
    Pero gracias a Dios,pese a mis dolores «mi ilusión es seguir teniendo ilusiones»
    Feliz Navidad a todos!

    Responder
  6. Leyendo estos comentarios me siento afortunada a pesar de todo este dolor.
    Apenas me puedo levantar 2 horas de la cama en un buen dia pero aun así estoy deseando que llegue la navidad.
    Porque no quiero conformarme, quiero comer con los mios, cenar con mis hermanas y mis sobrinas, con mis hijas y mi marido que me apoya dia a dia en esta jaula en la que se a convertido mi dormitorio. Aunque para ello tenga que sacar la cama al salón . Feliz Navidad dolor.

    Responder
  7. El dolor lumbar es insolente e irrespetuoso…Llega la Navidad y no desaparece!!! no respeta ni su significado religioso.
    Y las personas cercanas que no lo tienen, no lo entienden, y ya ni queja o desahogo, sí al final el ser humano está sólo también en el dolor.
    Y soy de los que prefieren no participar en los jolgorios, también por temor a que se desencadene una crisis.
    Porque me impide permanecer sentado o de pie un rato, y no voy ni a reuniones que me gustaría, cómo voy a ir a las de estas fiestas.
    Al menos tengo la ventaja de no necesitarlo, eso sí hay cosas que sí me gustaría y echo de menos, qué le vamos a hacer.
    Mi admiración por todos, y pasadlo bien dentro de lo posible..!!

    Responder

Deja un comentario